Mantén limpia tu comunidad

Consejos para mantener limpio tu edificio

La limpieza de las zonas comunes de las comunidades de vecinos es una importante fuente de disputas entre los vecinos quienes son los que deben determinar cómo proceder a la limpieza según las necesidades del lugar y las posibilidades de contar con un servicio de limpieza de comunidades.

Son ya pocos los portales donde los vecinos van rotando para limpiar periódicamente ellos mismos su propia planta. Una buena idea llevada a cabo cada vez por más comunidades es la contratación de personal especializado en limpieza, quienes tienen más experiencia y utilizan productos de limpieza más adecuados, a la vez que liberan a los vecino de esa carga. De todos modos, una vez que la persona contratada haya terminado su trabajo, el mantenimiento de las zonas comunes depende de los propios vecinos.

La entrada al portal es una de las zonas donde más polvo y suciedad se acumula, por lo que se recomienda mantener la puerta cerrada y colocar un felpudo, con la finalidad de que entre la menor suciedad del exterior posible.

La responsabilidad de cada vecino

consejos limpieza comunidadesConviene crear una serie de normas para ciertos casos específicos. Por ejemplo, cada vecino debe hacerse responsable de limpiar aquello que haya ensuciado. En este acuerdo estarían incluidos quienes realicen obras en su vivienda, los cuales deberán hacerse responsables de limpiar todo aquello que hayan ensuciado tanto del ascensor por donde los obreros subirán los materiales para los trabajos, como en pasillos y rellanos por donde pasen.

Aquellos quienes tengan un animal de compañía también deberán limpiar todo cuanto éste ensucie, y todos los vecinos en general deben ser responsables de eliminar del suelo cualquier bebida, líquido o comida que derramen en las zonas comunes del edificio.

Todos deben concienciarse de que por mucho que tengan la limpieza contratada, si los vecinos no se responsabilizan de limpiar lo que ensucian, tendrán el portal en muy mal estado. De nada sirve que una persona limpie a diario las zonas comunes, si cuanto esta se marcha comienzan a aparecer manchas de comida y bebida, en el suelo.

Garaje y piscina

Aquellos edificios con garaje también deberán ser conscientes de la importancia de tener esta zona en buenas condiciones, lo cual contribuirá a su propio beneficio, ya que de este modo su coche se mantendrá en mejor estado. Pintar las paredes cada cierto tiempo, y mantener el suelo limpio y sin demasiados aceites derramados también contribuirá a la buena imagen del lugar.

Sí es recomendable desinfectar y desratizar el garaje en profundidad anualmente, así como realizar una limpieza en profundidad de toda la superficie de aparcamiento con máquinas y productos específicos.

Como medida de higiene y seguridad, se debe prohibir la entrada de los perros tanto a la zona de la piscina, como a los jardines de que disponga la comunidad.

Para tener el césped cuidado, bonito y bien regado es muy importante contratar a una empresa con expertos jardineros que se ocupen de su buen estado. Lo mismo ocurre con la piscina, la cual debe ser mantenida por expertos sobre todo al inicio y final de temporada.

La basura

No esperar a la hora estipulada para depositar la basura, y dejarla antes en el portal o en el rellano de la escalera no solo da al vecindario una pésima imagen, si no que también es una fuente de suciedad y malos olores totalmente nefasta para salud.

Más información