Consejos para limpiar tus cristales

Como hacer una correcta limpieza de cristales

La limpieza de los cristales es una tarea complicada y pesada que requiere del uso de herramientas y productos especiales para asegurar un buen resultado. Pensando en ello, hoy te presentamos algunas recomendaciones que te harán mucho más fácil la limpieza correcta de los cristales de tu hogar.

Uso de productos caseros para limpiar cristales

consejos limpieza cristalesUno de nuestros primeros consejos es no limpiar los cristales en días muy soleados, ya que la incidencia de los rayos solares hará que el producto utilizado para la limpieza se seque con rapidez, dejando manchas y marcas en los cristales.

Lo ideal es hacer la limpieza durante días nublados para conseguir mejores resultados y cristales impecables.

Para empezar con la limpieza de los cristales debes asegurarte de eliminar cualquier rastro de grasa. Puedes hacer uso de productos caseros como el amoniaco mezclado con agua. Utiliza un paño humedecido con la solución y frota todos los cristales para eliminar la grasa y darle un poco más de brillo.

Para retirar el polvo y otras suciedades pasa una bayeta de microfibra que podrás encontrar en tu supermercado. Este tipo de paño es ideal para retirar este tipo de suciedades sin desprender pelusas o rayar la superficie del cristal.

Si no dispones de un bayeta de microfibra, puedes optar por la técnica tradicional de limpiar el cristal con papel periódico ya que tampoco daña la superficie y ayuda a dar más brillo.

Productos específicos

En cuanto a los productos que podemos utilizar para hacer la limpieza correcta de los cristales podemos destacar productos químicos como los que podemos adquirir en el supermercado o productos ecológicos y caseros como el vinagre o el amoniaco.

Este tipo de productos pueden ser fuertes y es por ello que lo recomendable es mezclarlos con agua antes de empezar a limpiar los cristales. Puedes preparar una solución de limpieza diluyendo una taza del producto por cada litro de agua. También puedes añadir unas cuantas gotas de limón para darle un olor más agradable.

Coloca la solución en un envase con pulverizador y así será mucho más fácil aplicarlo sobre la superficie de los cristales.

Es importante tener en cuenta que aunque estamos tratando con productos caseros, también tenemos que seguir ciertas medidas de precaución, como por ejemplo el uso de guantes protectores.

No olvides hacer uso de paños especiales de microfibra, con lo cual evitarás causar daños sobre la superficie de los cristales.

En el mercado podemos encontrar herramientas diseñadas específicamente para realizar la limpieza de los cristales que nos ahorran esfuerzo y tiempo en esta tarea tan pesada y compleja.

Por ejemplo, podemos optar por los aparatos limpia-cristales magnéticos, los cuales permiten limpiar el cristal por sus dos caras. También encontramos las limpiadoras de cristales mecanizadas que funcionan con batería que se encargan de limpiar y aspirar la superficie.

Sin duda alguna, la limpieza de los cristales es una tarea que a pocos les gusta hacer porque requiere de esfuerzo y tiempo para conseguir un resultado impecable de nuestras ventanas, sin embargo siguiendo nuestras indicaciones y con el uso de los productos que te hemos mencionado conseguirás hacerlo de una forma más fácil y rápida.

Si aún consideras que la limpieza de cristales es una tarea pesada y no tienes tiempo para llevarla a cabo, puedes contar con la experiencia y la especialización de las empresas de limpieza para realizar el trabajo sucio por ti.

Más información